Andalucia

Andalucia

Andalucia
Andalucía es una gran región autónoma de montañas, ríos y tierras de cultivo que colinda con la costa sur de España. Se mantuvo bajo un régimen musulmán desde el siglo VIII al XV, cuyo legado se aprecia en su arquitectura, como por ejemplo, el castillo Alcázar de Sevilla, la ciudad capital, la mezquita-catedral de Córdoba y el palacio de la Alhambra de Granada.


Capital: Sevilla
Provincias: Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla.

                                              Cordoba Camii                                     Plaza España Sevilla

Andalucía es la comunidad autónoma con mayor número de habitantes y la segunda de España en superficie. La variedad de sus paisajes, la benignidad de su clima y el carácter hospitalario de sus gentes la han convertido en una de las regiones más atractivas para el visitante.
Sus 3000 horas de sol al año, su suave clima mediterráneo y sus extensas costas de playas doradas con bellísimos puertos naturales, ya sirvieron de refugio seguro para los navegantes fenicios mil años antes de Cristo.


Andalucía cuenta con dos tipos de playas, las que corresponden al Océano Atlántico en el litoral de Huelva y Cádiz(Costa de la Luz), que son amplias, de arena fina y fuerte oleaje; y las del Mediterráneo que van desde el Estrecho de Gibraltar hasta Almería (Costa del Sol, Costa Tropical y Costa de Almería), al abrigo de los vientos y con aguas más cálidas.

Sus tierras están cruzadas por el río Guadalquivir, padre de antiquísimas civilizaciones, como la de tartessos y otras que dejaron a sus orillas una huella monumental impresionante. Adicionalmente sus montañas de Sierra Morena y Sistemas Béticos, donde se encuentran las cumbres más altas de la península; Mulhacén y Veleta, ofrecen paisajes de increíble belleza.

La oferta turística es de otro lado muy variada, entre playas doradas, alta montaña con fauna salvaje, pintorescos pueblos blancos, rico folclore, y las más modernas instalaciones deportivas. Esquiar al sol en Sierra Nevada, practicar el surf en Tarifa, donde se presentan las condiciones más óptimas de Europa, realizar legendarias rutas ecuestres, practicar el parapente durante todo el año o disfrutar de fantásticas pistas de golf, son, entre otras, excepcionales posibilidades que ofrece esta región.

Andalucía es además patria de mitos, donde el ritual puede ser conocido en toda su autenticidad: El rito de la corrida y el mundo mágico de los toros; el rito del vino y el mundo fresco de la bodega; el rito del caballo y el mundo asombroso de su doma. En la tierra donde nació el flamenco, desde donde se partió para el nuevo mundo, o donde la literatura o la opera crearon mitos como Carmen, Don Juan Tenorio, El barbero de Sevilla….y tantos otros, encontramos una irrepetible amalgama entre tradición y progreso.

Visitas de interés:
Sevilla
La capital de Andalucía, y la tercera en población del país, se encuentra entre las preferidas por los turistas, gracias a su excepcional ambiente y su monumentalidad. Destacan entre sus monumentos la Giralda, emblema de la ciudad; gigantesco minarete que hoy es campanario de su enorme Catedral gótica, la Torre del Oro, y el pintoresco Barrio de Santa Cruz con sus estrechas callejuelas.
Granada
La Joya Mora, situada a los pies de la elevada Sierra Nevada, donde se encuentra uno de los palacios más admirados del mundo, la Alhambra, con sus impresionantes jardines del Generalife.
Córdoba
La que fue durante largo tiempo la emblemática capital del mundo islámico español, conserva aún monumentos de excepcional importancia, como la Mezquita, extraordinario templo islámico; encantadoras callejuelas y las importantísimas ruinas de Medina Azahara.
Málaga
Entre sus principales atractivos se mencionan la Alcazaba mora y, por supuesto, su célebre Costa del Sol.
La Costa del Sol
De gran importancia turística gracias a sus espléndidas playas, instalaciones turísticas y suave clima. Entre sus más importantes centros se encuentran: Estepona, Puerto Banús, Marbella, Fuengirola, Benalmádena, Mijas, Torremolinos y Nerja.
Ronda
La ciudad soñada, que se presenta bellísima, como flotando en lo alto de su impresionante serranía. No sólo es excepcional su rica historia y su gran monumentalidad, sino tambien el entorno que la rodea.
Cádiz
Es una de las más antiguas ciudades de España, que fue fundada por los fenicios ya en el siglo VIII antes de Cristo. Situada en una plateada bahía, esta histórica ciudad se desenvuelve encantadora y risueña con su típico ambiente andaluz de casas encaladas y vegetación tropical.

Flamenco2                                               AndaluciaSiesta


ANDALUCIA MUSLUMANA
Los árabes musulmanes, alentados por la idea de la “guerra santa”, iniciaron en el siglo VII una fulgurante expansión por el Oriente Medio y el norte de África, llegando hasta las costas del océano Atlántico.
Aprovechando la crisis interna del reino visigodo, envuelto en una de sus constantes luchas internas por el poder monárquico, tropas musulmanas, compuestas por árabes y beréberes, cruzaron el estrecho de Gibraltar en el año 711 iniciando la conquista de la península ibérica.
Dirigidos por el beréber Tariq , lugarteniente del gobernador del Norte de África, Musa ibn Nusayr los musulmanes derrotaron en la batalla de Guadalete (711) al último rey visigodo, Rodrigo, que perdió la vida en el combate.
Animados por aquel éxito, los invasores decidieron proseguir el avance por las tierras hispanas, primero en dirección a Toledo, posteriormente hacia Zaragoza. En apenas tres años, los musulmanes lograron conquistar la mayor parte de las tierras hispánicas sin encontrar apenas resistencia. Solo las regiones montañosas de las zonas cantábrica y pirenaica escaparon a su control.

El Emirato (756-929)
Tras la invasión musulmana, la mayor parte de la península ibérica se convirtió en una nueva provincia del califato islámico (imperio musulmán), Al-Andalus. Al frente de este territorio se colocó a un Emir o gobernador que actuaba como delegado del Califamusulmán, por entonces perteneciente a la dinastía Omeya, con capital en ciudad de Damasco.

Abd-al-Rahman I fijó su capital en la ciudad de Córdoba e inició la tarea de construcción de un estado independiente en Al Andalus. Para ello necesitaba fundamentalmente tres cosas: un ejército, unos ingresos económicos, y sofocar las posibles revueltas de sus enemigos. El desafío al poder central de Córdoba fue una constante en las grandes familias nobles musulmanas asentadas en las diversas regiones de Al-Andalus.

El Califato de Córdoba (929-1031)
Un importante paso en el fortalecimiento de Al-Andalus se dio en el año 929, cuando el emir Abd-al-Rahman III (912-961) decidió proclamarse Califa, cargo en el que confluían el poder político y el religioso. “Nos parece oportuno que, en adelante, seamos llamado Príncipe de los Creyentes”, se escribía en una carta que el nuevo califa envió a sus gobernadores.

                          000042208             1200px-Al-Andalus732.svg              influ_3